[email protected] (787) 219 7811

Marysel García

24 octubre 2018

No hay comentarios

Casa LinkedIn

¿Qué es y para qué sirve el concepto de marca personal en LinkedIn?

¿Qué es y para qué sirve el concepto de marca personal en LinkedIn?

La llamada marca personal en LinkedIn no es un concepto nuevo, pero sí podríamos decir que es un concepto que aún es, por así decirlo, un tanto subutilizado.

 

Lo vemos a diario cuando nos encontramos con cuentas en LinkedIn que, a pesar de la importancia que tiene esta plataforma en el aspecto profesional, están desatendidos: perfil sin actualizar, una fotografía que no le apoya, información incompleta…

 

Realmente no se trata sólo de completar toda la información y saber qué publicar en LinkedIn. También es importante cómo nos comunicamos, cómo publicamos y cómo tratamos esa información a lo largo del tiempo en esta red.

 

Es posible que te hayas topado con la frase de que la “venta directa” no está bien vista en LinkedIn. Y hasta cierto punto debo decir que es cierto. Sin embargo, los hechos demuestran que las conversaciones comerciales no solo se aceptan…  sino que incluso, se esperan.

 

El punto es que son estas mismas conversaciones, los insumos que permiten a LinkedIn hacer lo que esta red hace mejor: ayudar a construir relaciones personales, profesionales y comerciales efectivas.

 

¡OJO! Con esto no estoy diciendo que hay que entrar a LinkedIn y comenzar a venderle a toda persona que veas así no más. Desde siempre las ventas se han basado en las relaciones, en generar y fortalecer la confianza que la persona deposita en ti.

 

Sin embargo, concentrándonos en nuestro título, cuando hablamos de tu marca personal, estamos hablando, en palabras sencillas, de cómo tú te muestras, cómo te perciben los demás y en definitiva (aunque suene raro…) cómo te vendes a ti mismo en LinkedIn, por supuesto en el buen sentido de la palabra.

 

Hablemos de un par de puntos cruciales sobre qué publicar en LinkedIn, y cómo hacerlo para que tu marca personal dé algunos pasos a tu favor.

 

Básico, pero vital mi querido, querida colega… Controlar al máximo y al detalle el fenómeno de las primeras impresiones.

 

Si bien hay muchas tácticas avanzadas para trabajar tu marca personal en LinkedIn, hay cosas básicas que simplemente debes hacer bien.

 

Entonces, tu primer objetivo al elegir qué publicar debe contemplar el hecho de que tu perfil de LinkedIn tiene que ser capaz de proporcionar respuestas claras sobre ti a tus potenciales empleadores o clientes.

 

¿Cuáles son las repuestas que ellos y ellas buscarán al comenzar a leer tu perfil?

 

  • ¿Quién eres tú?
  • ¿Qué haces?
  • ¿Qué puedes hacer por mí?
  • ¿Tienes pruebas de lo que dices que puedes hacer?
  • ¿Hay quién puede dar fe o validar esto que escribes?

 

La construcción de tu marca personal en LinkedIn requiere casi los mismos factores que importan en tu imagen personal. Y el primer paso es hacer que tu presencia en LinkedIn se mueva en la dirección correcta.

 

Si bien lo ideal, y probable, es que a lo largo del tiempo agregues más información e incluyas o integres otros aspectos, no hay ninguna razón por la cual no puedas trabajar para responder estas cinco preguntas básicas desde el día en que abres tu cuenta en esta red. Créeme, te ayudará a conectar con quien se interesa por ti, y llega hasta tu perfil.

Muy importante también es elegir con mucho cuidado las dos primeras cosas que se ven sobre ti al ingresar a tu perfil: tu fotografía y tu título profesional.

 

Tu foto… En la internet no tienes la oportunidad de mirar a los ojos a la persona con la que hablas e interactuar físicamente. Pero de igual forma esa persona creará una imagen de ti. Adivina qué información tomará en cuenta para crear esa imagen… Acertaste: todo lo que vea en tu perfil; desde tu foto, hasta tu ortografía. ¡Todo habla!

 

Así que, elige una fotografía que sea profesional, que inspire confianza, que transmita tu personalidad fácilmente. La foto debe decir: “Soy confiable. Debes hacer negocios conmigo”.

 

Tu título profesional… Hay persona que simplemente escriben su profesión: “Ingeniera”, “Abogado”, “Terapeuta”, ”Coach”. Y no está mal. Debemos incluir nuestra profesión, sobre todo porque es una palabra clave importante. Sin embargo, yo te recomendaría incluir también, brevemente, qué haces. Por ejemplo: “Ingeniera en industria farmacéutica”, “Terapeuta especializado en niños con autismo”, “Brindo apoyo a jóvenes con déficit de atención”. Es mejor porque, (1) incluyes más palabras claves a tu perfil en general, (2) aumentas las probabilidades de aparecer en las búsquedas y (3) eres más específico/a respecto a cómo puedes ayudar a la persona que llega hasta tu perfil.

 

Evita cometer uno de los errores más frecuentes que es repetir información que esté en el título, dentro del contenido de tu perfil.

 

Al momento de elegir qué publicar en LinkedIn en términos de marca personal, vale aquel dicho que tanto me encanta: menos, es más. En pocas palabras no aburras con detalles que no hacen falta. Recuerda incluir lo más importante con pocas y efectivas palabras.

Por último, LinkedIn se potencia por la gente, los contactos y la interacción entre los grupos de afinidad que se forman. No dejes de participar activamente, no sólo leyendo, sino aportando.

 

¿Conoces algún otro consejo o sugerencia que puedas compartir con la comunidad de la Academia de LinkedIn? Estaremos encantados de leerte. ¡Compártelo en el área de comentarios!

 

Recuerda que puedes conseguirme en 👉 LinkedIn 👈  como @in/maryselgarcia. ¡Será un gusto tenerte como parte de mi comunidad! 🙂

¡Comparte la información! 😃
Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *