[email protected] (787) 219 7811

Marysel García

07 noviembre 2018

No hay comentarios

Casa LinkedIn

Administrar con éxito las validaciones y aptitudes en LinkedIn

Administrar con éxito las validaciones y aptitudes en LinkedIn

Hoy quiero hablarte de una chulería que tiene LinkedIn y que no todos aprovechamos al máximo: las Aptitudes y Validaciones.

 

Las aptitudes en LinkedIn son susceptibles de validación, por lo que podemos (y te invito a ello), podemos gestionarlas como una más de nuestras herramientas de marketing.

 

Lo sé, pasa: recibir validaciones de personas que ni conocemos y que, por tanto, no se encuentran en condiciones de validar nuestras aptitudes. En ocasiones lo hacen con el propósito de que le “devolvamos el favor”.

 

También pasa que sí conocemos a la persona, pero no al punto de considerar que tengan la experiencia suficiente con nosotros como para valorarnos a nivel profesional.

 

Sí, todo eso pasa, no lo voy a negar. Es precisamente por esta razón que debemos ser sinceros y pedir solo a personas que hayan trabajado con nosotros que den fe de nuestro trabajo.

 

Créeme, la confianza de un cliente, o incluso de un reclutador, puede verse fortalecida por alguna de las validaciones que tengamos en nuestro perfil. Esto es importante y valioso cuando, volviendo al tema de la validación, la persona sea, en efecto, alguien con peso y condiciones, que lo que describe sea cierto y basado en su experiencia.

 

Las validaciones también ayudan a nuestro posicionamiento y visibilidad. Sí, en LinkedIn también debemos trabajar nuestro posicionamiento.

 

Aunque no se conoce bajo qué mecánica influye en los algoritmos de búsqueda la inclusión de las palabras claves, estamos claros de que el usarlas favorece el posicionamiento, y por tanto aumenta las oportunidades de aparecer en la lista de resultados de una búsqueda.

 

Bien… Dicho eso, hablemos ahora del número de aptitudes que permite añadir LinkedIn a tu perfil… Colega, LinkedIn te permite incluir hasta 50 aptitudes. Siiiiin embargo, te recomiendo no publicar más de 10 o 15.

 

Escoge las que más se ajusten a lo que haces y, en definitiva, las 10 primeras a visualizar serán las más valoradas a la hora de que una empresa, o un prospecto, evalúe tu perfil. Y sí, los prospectos clientes y oficiales de recursos humanos entran a los perfiles de LinkedIn a ver qué dicen de la persona. Más de un cliente me lo ha confesado. Jeje!!

 

El apartado de las aptitudes en LinkedIn puede ser modificado cuando quieras, incluso puedes incluir o eliminar según consideres en virtud de la relevancia o, si entiendes que son muy generales.

 

Recuerda no incluir idiomas como aptitud, ya que LinkedIn cuenta con un apartado para ello. Y, aquí entre nos… Tampoco pongas como aptitud “Microsoft Word”. No creo que haya necesidad de explicar por qué; como dirían en Puerto Rico: se cae de la mata. 😉

 

La plataforma sugiere términos predeterminados y cuando de elegir las aptitudes en LinkedIn se trata, lo aconsejable es no aventurarse y optar por esas palabras.

 

Si optas por predeterminar la opción “incluirme en las sugerencias de validaciones a mis contactos” (mi perfil está en español y así lo dice, en castellano, jeje!!), LinkedIn sugiere a tus contactos que validen tus aptitudes.

 

En caso de no estar activa esta función igual pueden validarte, pero será de forma espontánea puesto que ninguna notificación les informará que deseas ser validado.

 

Importante mi querido, querida colega… Antes de solicitar que validen tus aptitudes, recuerda que no siempre es bien recibida una invitación como esa. Sobre todo, si la petición viene de alguien que no conocemos. Se ve feo, y no aporta nada positivo a tu reputación.

 

Desde “Aptitudes y Validaciones” puedes ver quién te ha validado y, si no te interesa que se visualice que fuiste validado por ese contacto, puedes generar la omisión desde ahí.

 

También puedes elegir la opción de que te envíen una notificación cuando alguien valide tus aptitudes, de esta forma podrás enterarte de que has recibido una validación y, en función de ello, decidir si aceptarla.

 

A la hora de validar aptitudes de otros profesionales en LinkedIn, te invito a respeta la plataforma y hacerlo solo a aquellas personas con las que has trabajado y de las que puedas dar fe de su calidad como profesional.

 

¿Conoces algún otro consejo o sugerencia que puedas compartir con la comunidad de la Academia de LinkedIn? Estaremos encantados de leerte. ¡Compártelo en el área de comentarios!

 

Recuerda que puedes conseguirme en 👉 LinkedIn 👈  como @in/maryselgarcia. ¡Será un gusto tenerte como parte de mi comunidad! 🙂

¡Comparte la información! 😃
Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *